Liberate de tus deudas

Tener cuentas y tarjetas de crédito es una constante en esta economía de mercado, lo que genera diferentes problemas en el manejo y gestión de nuestras finanzas, por ello aquí les dejamos unas recomendaciones para mejorar nuestras finanzas personales. 1. Revise los gastos que ha realizado en los últimos doce meses. Divídalos por categorías, como alimentación, gastos de transporte, pago de servicios, esparcimiento, gastos familiares, pago de deudas y cuentas, tanto los gastos fijos y los divididos en cuotas. 2. Identifique las categorías que puede ahorrar. ¿Cuánto está pagando mensualmente de intereses por sus deudas? ¿Qué porcentaje de sus ingresos está destinado a este fin? Usualmente los bancos aplican el sistema francés, es decir, primero cobran los intereses y luego el capital. 3. Las respuestas que obtenga le darán una idea de cuánto es lo que puede ahorrar. Para empezar, tiene que estar dispuesto a hacer algunos cambios en su rutina y ser constante. 4. Aunque requiera un poco de esfuerzo y tiempo, debe, por ejemplo,empezar a llevar su almuerzo al trabajo en lugar de comer en la calle. Esta medida puede representarle un ahorro del 8 al 10% de su presupuesto mensual aprox. 5. Comience con el plan: Estime cuánto tiempo le falta para pagar cada una de sus deudas así como el total. La forma en que puede saberlo es dividiendo el saldo total del crédito entre el pago mensual y el mínimo obligatorio. 6. Haga una lista y clasifique sus deudas. Comience por las que le llevará menos tiempo cancelar totalmente, hasta llegar al último número de la lista, que será el crédito que obtuvo a un mayor plazo. 7. Tenga en cuenta que, justamente las deudas más cortas -como las tarjetas de crédito- son las que tienen los intereses más altos. Por ello, es recomendable concentrar la mayor parte de los recursos en pagarlas primero. 9. Procure que el pago que vaya a realizar supere el pago mínimo sugerido por el banco. Cuando acabe de pagar la deuda número uno, tome la cantidad destinada a ella y aplíquela al pago de la segunda deuda,sumándolo lo que ya estaba destinado para cubrirla. Y así, sucesivamente. 9. Tenga en cuenta que si paga puntualmente se ahorra costes y servicios y se vuelve óptimo para compras de deuda que le reducen pagar tasas de interés de 25% a 12%, totalmente favorable, puede ahorrar bastante dinero. 10. Cuando termine con todo, puede destinar la cantidad que utilizaba en el pago de las tarjetas a una cuenta de ahorros o, mejor aún, inviértala en instrumentos financieros. Recuerdo que, para que el plan funcione, la regla de oro es no acumular nuevas deudas durante este periodo. Citado parcialmente de Peru21

Entradas populares de este blog

¿EXISTE LA CASA DE LOS PETIZOS?

Proscripción Escolar

¿Por qué decir estudiante y no alumno?