¿Vale la pena censurar a Yehude y su gabinete?

¿Es solo una caricatura de político? Yehude ha demostrado una personalidad muy grande, hasta casi podría graduarse de político: caradura, simplón y se alía sin problemas al gobierno de turno, además no pierde el tiempo al tratar de venderse como líder. Ahora todos lo quieren censurar junto a su gabinete ministerial. Pero ¿es favorable para el país la censura de estos ministros que han fracasado? Falta muy poco para que se inicien las campañas electorales hacia el 2011. Creemos que estos cadaveres políticos deben seguir asumiendo sus culpas hasta el final y no retirarse en estas circunstancias en las que solo han asegurado una tregua con los movimientos indigenas y campesinos a lo largo del país. Para ellos es preciso salir ahora, así se lavan las manos y el rostro dejandole el problema a otros. Mucho cuidado que Simon parece haberse convertido en el candidato aprista al 2011 ¿será cierto? Y desde aquí decirle a los políticos de verdadera oposición que no se dejen seducir por los cargos y el poder, sigan fiscalizando y peleando por un mejor sistema pero no acepten cargos de última hora que los perjudicará y no ayudará a resolver los problemas fundamentales del pais. Yan ha pasado antes, no repitamos la historia.

Entradas populares de este blog

¿EXISTE LA CASA DE LOS PETIZOS?

Proscripción Escolar

¿Por qué decir estudiante y no alumno?